Seleccionar página

Declaración de Herederos

La declaración de herederos abintestato es un acta en la que el Notario, tras realizar una serie de pruebas y comprobaciones, declara que, a su juicio está justificado que determinadas personas deben ser tenidas como herederos de alguien que ha fallecido intestado. Es decir, declara quienes son los herederos de una persona fallecida sin testamento.

Se autorizan notarialmente cuando una persona ha fallecido sin testamento y los herederos son descendientes, ascendientes o cónyuge del causante.
Si bien la declaración de herederos de otros parientes más lejanos (hermanos, tíos o sobrinos), correspondía a la autoridad judicial hoy todas las declaraciones se tramitan en la notaría.

Es notario competente el del lugar en el que el causante hubiese tenido su último domicilio en España. Si no tuvo domicilio en España  es competente el Notario del lugar en el que el causante tenga una parte importante de sus bienes. La declaración puede tramitarse por el notario de dicha localidad o por el de otra localidad colindante a elección del requirente.

La puede promover cualquier heredero por si solo, no es necesario que comparezcan todos los herederos en este acto.  Posteriormente para el reparto de los bienes , si que será necesario.

DOCUMENTACIÓN NECESARIA

1.- D.N.I de la persona que promueve el acta. ( Acredita su identidad)

2.- Certificado de defunción del fallecido. ( Acredita que ha fallecido)

3.- Certificado de Últimas Voluntades del fallecido. (Acredita que no había otorgado testamento)

4.- D.N.I. o certificado de empadronamiento del fallecido. ( acredita su último domicilio para determinar el notario competente).

5.- Libro de familia, certificados de nacimiento, matrimonio, defunción de todos los herederos. (Acredita quienes son los parientes más cercanos del fallecido a quienes corresponde heredar).

6.- Dos testigos que afirmen que los datos aportados son ciertos.