Seleccionar página

     

 

Hay que ser suficientemente honrado para escuchar lo que gusta y lo que no gusta escuchar, incluso para decirlo.

Cuando el ex guardameta de la selección española de fútbol nos prometía que dejando en ciertas manos tu hipoteca recuperarías todos los gastos indiscriminadamente eso sin duda sonaba bien al oído.

A lo mejor si hubiese dicho que ciertos gastos los podrías recuperar pero que otros solo en parte ya no sería tan melodiosa la música.

Y ya, si hubiese dicho que ciertos gastos los recuperarías en su totalidad, otros en parte y otros casi seguro que no los ibas a recuperar, ya hubiera sido una palomita de final de mundial.

Pero no lo dijo.

Y no se si lo aclararía en los vestuarios, pero imagino que siendo su bandera la lucha contra la falta de claridad de las entidades bancarias no habrán osado incurrir en el mismo comportamiento.

Pero en realidad la pregunta es si tenían motivo para la duda razonable .

Bajo mi modesto punto de vista dos notas hacían sospechar que la cosa en el supuesto del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados no iba a ser tan clara como en el caso de las tan famosas clausulas suelo.

En primer lugar el contrario.

En el caso de las clausulas suelo el enemigo a batir es evidentemente la banca que a través o gracias a esta clausula , ingresó en su patrimonio particular cientos de millones.

En el caso del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados el enemigo a batir no es la banca, es el Estado, es decir es la Hacienda Pública, porque si, aún cuando la clausula fuese declarada nula, en nuestro Sistema Jurídico, el impuesto, cualquier impuesto lo tiene que pagar quien la ley dice que lo tiene que pagar y no puede modificarse por pacto entre los particulares.

Os pondré un ejemplo bien conocido. La plusvalía municipal en las ventas corresponde según ley pagarla al vendedor del inmueble. Pues bien, el vendedor y el comprador en determinados casos pueden pactar que lo pague el comprador. Aplausos, pero para Hacienda si no se paga, el que incumple su obligación es el vendedor y allá se las arregle él con el comprador.

Quiero con ello decir que el obligado a pagar el Impuesto de AJD es el que diga la ley que tiene que pagarlo y si le ley dice que es el banco , aunque las partes pactaran en su escritura de Hipoteca que lo pagará el deudor, a la hora de presentar el deudor el pago en Hacienda esta debería de decirle, NO SEÑOR EL PAGO LO DEBE HACER EL BANCO Y DESPUES ENTIENDASE USTED CON EL DEUDOR.

Y los responsables de Hacienda decían eso cuando se presentaban las declaraciones de los impuestos? NO

Lógicamente algún bien pensado deducirá que no lo hacían porque son unos corruptos, pero hombre ¿hasta el punto de que ningún funcionario (que no político) de hacienda se daba cuenta de que estaba obrando mal?

Quizás, la razón, es mas el segundo motivo que a alguno debería haberle hecho dudar y no es otro que el artículo 68 del RD 828/1995 de 29 de mayo Reglamento del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados

“Art. 68

Será sujeto pasivo el adquirente del bien o derecho y, en su defecto, las personas que insten o soliciten los documentos notariales, o aquellos en cuyo interés se expidan.
Cuando se trate de escrituras de constitución de préstamo con garantía se considerará adquirente al prestatario.”

P.D. Lamento que esta publicación no sea del agrado de muchos ,no he leído porque no ha sido todavía publicada la sentencia , pero de antemano había motivos sobrados para dudar de que se produciría una devolución masiva del Impuesto de Actos Jurídicos documentados.

Claro que la forma de informar también puede colaborar a la desinformación.