Seleccionar página

 

He estado dudando como comenzar esta sección de » noticias y oposiciones» y finalmente he llegado a la conclusión de que la mejor manera es empezar por el principio, y el principio no es otro que responder a la pregunta:

¿ como puedo hacerme notario ?.

La única manera de acceder al notariado es aprobando las oposiciones al título de Notario.

El título de Notario no puede cederse, no puede heredarse, ni mucho menos puede comprarse.

Las oposiciones son convocadas por el Ministerio de Justicia con una periodicidad aproximada de dos años.

Requisito indispensable es ser licenciado o doctor en derecho.

En la convocatoria se ofertan un número determinado de plazas a cubrir que suelen rondar un 10% de los opositores que se presentan.

Como cualquier otra oposición, el primer y evidente requisito para pasarlas es dominar el programa. Ahora  bien, en este caso, además de la competencia, se presenta un plus de dificultad. Normalmente y es una aproximación , la media de años de preparación suele moverse entre los 7 y 8 años ( por supuesto que hay quién con tres las ventila, pero también  hay quien lo hace  con 10 o 12) y son 7 u 8 años con una media de 10 horas de estudio, 6 días a la semana, con lo cual el 90% de los opositores que se presentan acuden preparados al examen, es decir no suele presentarse nadie o muy poca gente a probar suerte y cuando lo hacen es más por tantear el ambiente que por otra cosa.

En definitiva, que aunque a veces el número de opositores que firman las oposiciones en relación con las plazas que se ofrecen puede parecer no demasiado elevado en comparación a otras oposiciones, lo cierto es que la mayor parte de los firmantes son opositores » reales» y muy preparados.

El artículo 5 del Reglamento Notarial dispone que “el ingreso en el Notariado tendrá lugar mediante oposición para obtener el título de notario“.

 

El actual programa consta de :

125 temas de derecho civil

35 temas de derecho fiscal

51 temas de derecho mercantil

65  temas de derecho hipotecario

34 temas de derecho notarial

16 temas de derecho administrativo

y 22  temas de derecho procesal.

El examen consta de cuatro ejercicios.

Los dos primeros de una hora, orales ,  el primero Derecho Civil y Fiscal y el segundo Derecho Mercantil, Hipotecario, Notarial, Administrativo y Procesal.

El tercer ejercicio, conocido como dictamen, consiste en resolver  o dictaminar en seis horas un supuesto de hecho que plantea el tribunal.

Por último el cuarto ejercicio al que suelen acceder ya el número de opositores que se corresponde con las plazas ofertadas, consiste en redactar una escritura y resolver un supuesto de matemáticas financieras.

Este doble sistema de examen, obliga al opositor por un lado a un durísimo ejercicio de memoria y por otro  de comprensión de la materia, porque en el dictamen la memoria no es un elemento esencial que garantice el aprobado ; la capacidad de localizar , comprender el problema planteado y de darle una solución razonada es lo que principalmente va a valorar el tribunal.

 

A propósito del tribunal señalar que este está formado por dos Notarios, un Registrador de la Propiedad, un Catedrático, un Abogado del Estado y un Magistrado.

Hasta aquí las cuestiones técnicas.

Pero la pregunta que muchos estudiantes de derecho se plantearán es si realmente merece la pena tantos años de estudio.

probablemente la mayor parte de los aprobados contestarán que si. El problema es que las horas y años de estudio no garantizan el aprobado, nadie aprueba por antigüedad.

Desde luego mi consejo es que si te decides a preparar estas oposiciones debes de cumplir dos requisitos indispensables .

Primero : que te guste el Derecho Civil, y mucho.

El segundo que antes de decidirte a preparar notarías acudas a cualquier Notario y pases un día con él para conocer su trabajo desde dentro. Te aseguro que ninguno te pondrá problemas.

Lo que si te desaconsejo sinceramente, es que si la única motivación que tienes es conseguir un puesto de trabajo bien remunerado ( esto daría para otro artículo  y para muchas desmitificaciones)  abandones la idea de opositar a notarías, porque el estudio se te hará muy cuesta arriba.

Por último si te decides a opositar y buscas preparador ( la mayor parte lo hacen gratuitamente) te aconsejo de nuevo que visites al Notario que tengas mas cerca o llames a cualquiera de los colegios notariales existentes en España, y por supuesto puedes ponerte en contacto conmigo que estaré encantado de ayudarte.