Seleccionar página

El reciente anuncio realizado por la vicepresidenta del gobierno, Doña Carmen Calvo, sobre la reforma del CP a fin de que, si una mujer ( entiendo que también un hombre) no “dice si» expresamente,, es que es “no” ha dado lugar a un rio de memes y publicaciones sobre la forma de acreditar que ha habido un  “si” expreso antes del coito.

A pesar de la gravedad del fondo del asunto, las bromas en forma de modelos de contratos de consentimiento  de lo más variado no han parado.

¿Pero por qué han surgido estas bromas?

Para centrar el tema y espero que los políticos lo centren, aunque en realidad desconfió de la capacidad de entender lo que leen  de los políticos, lo primero es dejar claro que quiere decir en realidad “ decir un  si expreso” . Para ello voy a apoyarme en un trabajo de D. Jose Luis del Moral, y distinguir una serie de conceptos.

EXPRESO: del latín exprimire ( apretar hacia fuera) mostrar al exterior y según la RAE , “claro, patente, especificado”. Por lo tanto, podemos entender que dar un “si” de manera expresa a un acto sexual implica mostrar al exterior es decir a la otra parte tu voluntad clara y patente de tener un coito ( pongamos el caso).

Ahora bien, la ministra lo que ha dicho es que si la mujer no “dice” ( y decir según la RAE : comunicar una cosa con palabras) de modo expreso “si”, es que es “no”.

Las palabras de la ministra, y dejando a un lado la abstinencia sexual por imperativo legal  a la que se verán abocados, los mudos y mudas si la ley se aprueba en los términos expresados por la ministra, sin duda alguna es un ejemplo de una mala utilización del lenguaje , que convierte un tema serio en un cachondeo generalizado.

Dentro del término “expreso” deben de incluirse dos formas de manifestar la voluntad:

Expresa-explicita : cuando por medio de palabras u otros signos se exterioriza de manera inequívoca la voluntad.

Ej  1 ¿ quieres darte un revolcón conmigo? SI

Ej  2 ¿ Si quieres darte un revolcón conmigo levanta el dedo? ( y lo levanta)

Sin duda alguna,  en ambos casos se ha manifestado de manera expresa la voluntad de acceder al coito.

Expresa -implicita : En este caso no existe una manifestación explicita de la voluntad sino que existen otros hechos de los que se infiere “necesariamente” o «implícitamente» esa voluntad.

Por ej. Si me preguntas si participé en el desfile del orgullo gay en Madrid y te contesto que el sábado estaba en mi casa cenando con mi familia en La Bañeza, no te estoy dando una respuesta expresa-explicita pero si una respuesta expresa-implícita , pues no puedo estar en dos sitios a la vez , por lo que implícitamente pero expresamente te estoy comunicando que no..

Si te pregunto si quieres acostarte conmigo y automáticamente me bajas los pantalones me tiras a la cama y te pones encima de mi, no estás dándome un si expreso-explicito pero si un “si” expreso-implícito.

TÁCITO: Según la RAE supone “ que no se dice formalmente pero que se supone o infiere”. En este caso implica un comportamiento totalmente pasivo es decir no manifestar una determinada voluntad ni por palabras ni por signos. Es decir no responder. La ley, que lo llama “silencio”, en ocasiones lo interpreta como un si y a veces como un no , silencio positivo y silencio negativo .En el caso de las relaciones sexuales que nos ocupan entiendo que es materialmente imposible dicho comportamiento , quizás en el antiguo “debito conyugal” que veíamos en películas de los sesenta en las que la mujer miraba pacientemente al techo mientras el «macho” empujaba, andaban por ahí los tiros, o en el caso del sexo con una muñeca hinchable, pero no entre personas porque una reacción es inevitable.

En definitiva, en el ámbito de las relaciones sexuales, no es posible aplicar el consentimiento tácito, que en la práctica no es otra cosa que el conocido “quien calla otorga” y que en el fondo creo que es lo que la ministra quiso torpemente decir. Quien calla NO otorga.

PRESUNTO . seguimos con la RAE que como adjetivo lo define como “supuesto”. En realidad jurídicamente una voluntad presunta, supone que existe un determinado comportamiento del que se puede concluir por las reglas de la lógica una voluntad no expresada. Jurídicamente exige además una ley que  establezca esa presunción, » Se presumen gananciales los bienes existentes en el matrimonio salvo que se demuestre que pertenecen privativamente al marido o a la mujer»  art. 1361 Código Civil. Si están casados bajo el régimen de la sociedad de gananciales, claro.

Pensemos que invito a cenar a mi casa a una chica y le propongo pasar una noche de pasión. Ella acude a la cita y no sólo eso, sino que además pasa antes por la farmacia y compra unos preservativos mientras yo espero en la puerta. El hecho de que acuda a la cita y entre a la farmacia me permite presumir que esa noche tendremos sexo. Y este creo que es el supuesto más problemático. Una de las características de las presunciones, es que pueden destruirse mediante hechos contrarios a las mismas, (si se demuestra que el bien se donó al esposo y por lo tanto es privativo). Si yo rompo la entrada del cine se presume que no quiero ir, pero esa presunción desaparece si alego que tenía dos y esa me sobraba. Pero hay que romper la presunción.

Si llegamos a mi casa y después de cenar nos ponemos al tema, parece que la presunción era cierta y no creo que haya juez que lo considere agresión a posteriori.

Nótese que no es lo mismo que expreso-implicito pues en este caso se infiere necesariamente el si, mientras que en el presunto sólo se presume.

Ahora bien si a pesar de esa presunción, llegado el momento, ella manifiesta su voluntad expresa (explícita o implícita), tácita o presunta , contraria al coito , esa presunción desaparecerá y me quedaré a dos velas.

A la vista de todo esto y resumiendo podemos concluir a mi juicio que ante una propuesta sexual podemos recibir varias contestaciones y actuar en consecuencia:

 

1. Que nos digan SI , consentimiento expreso-explicito. Enhorabuena. Supuesto al que se refiere la ministra.

2.Que nos manifiesten por medios distintos al oral la voluntad favorable. Consentimiento expreso-explícito

3.Que directamente te bajen los pantalones y se tiren encima de ti. Consentimiento expreso-implícito

4. Que compre los preservativos, acuda a la cita y consumemos. Consentimiento presunto.

5. Que compre los preservativos acuda a la cita y en algún momento manifieste la mínima oposición. ES UN NO.

5. Que no diga nada. ES UN NO.

6. Que diga NO. Pues eso

Salvo el supuesto 1, en todos los demás, según las palabras utilizadas por  la ministra habría violación, y francamente no creo que sea así, pues en algunos de ellos resulta absurdo pensarlo.

Pero  y a pesar de lo también manifestado por la ministra de “ evitar las interpretaciones de los jueces” , sin duda alguna serán los jueces los que tendrán que determinar si hubo o no hubo  un “si” , salvo que en realidad la ministra quiera únicamente sexo en el supuesto 1.

Utilizar inadecuadamente el leguaje lleva a que la propuesta , que imagino que  no quería decir  lo que realmente dijo, lleva a que en las redes se lo tomen a pitorreo por lo absurdo que es. Pero claro pedirle a un político que haga un uso mínimamente correcto del lenguaje igual es mucho pedir .